El Horizonte y Otras Líneas

Vivir cerca del mar tiene sus riesgos. Uno de ellos es la adicción a visitar la playa y deambular por la costa sin rumbo fijo. Allí pierdo noción del tiempo y las distancias.

Ese tipo de paseo ocioso me llevó a prestar atención a las líneas que dibuja la naturaleza y a aquellas creadas por el ser humano en diferentes entornos.

Y entre todas las líneas, el horizonte: la más sutil y a la vez la más evidente, elemento omnipresente del paisaje costero.

Rozando el mar o las dunas, recto u ondulante, con el cielo como común denominador, el horizonte me llama.

Las fotografías, los haiku y la prosa escrita en un cuaderno no son más que excusas para sentirme un punto más en esa línea infinita, que siempre queda limitada por mi estrecha visión.

R.F.I. - 2008

© Copyright 2011 - Todos los derechos reservados sobre las imágenes y los textos de este sitio web, quedando prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio.